Ecosistemas Vivos

Más allá del respeto, nuestro compromiso es con la vida misma.

El papel que hemos asumido como actores dentro del territorio, va más allá del respeto, buscamos contribuir con la protección de los ecosistemas de la región por su importancia estratégica, dentro de una concepción de desarrollo sostenible, en el que las comunidades reconozcan su valor para la conservación de sus modos de vida, sus tradiciones y su capacidad de generación de oportunidades.

FORMACIÓN AMBIENTAL

Desarrollamos talleres de empoderamiento a las comunidades por medio de la tecnología, para el desarrollo sostenible en sus actividades de generación de valor, enfocado en la protección de ecosistemas, la optimización de recursos naturales, concientización de la crisis climática y optimización de las cosechas.

RESTAURACIÓN Y CONSERVACIÓN

Enfocamos nuestros esfuerzos en conocer y proteger los ecosistemas de la región.

La palma de Moriche es tal vez una de las especies vegetales más conocidas de la región de los Llanos Orientales, sin lugar a dudas es unos de recursos más importantes en términos ecológicos para la región. Los Morichales (agrupaciones de moriches) son el hábitat de cientos de especies de mamíferos, reptiles, anfibios, peces y aves al ser una fuente de agua durante todas las temporadas del año.

Durante los últimos dos años, en alianza con la de Alcaldía de Tauramena, Casanare, y con el apoyo de la Fundación Omacha hemos desarrollado la Feria del Moriche, una iniciativa que pretende acercar a la comunidad con estos importantes ecosistemas para la región de los Llanos Orientales. Esta feria cuya existencia esperamos perdure en el tiempo, es parte de una estrategia que apunta a la generación de ingresos, cuidado del medio ambiente y la auto sostenibilidad para las comunidades.

CAMBIO CLIMÁTICO

Generamos acciones de siembra y monitoreo de especies que contribuyen a la mitigación del cambio climático, y aportamos al logro de la meta nacional.

Trabajamos de la mano con las Corporaciones Autónomas Regionales [Corporinoquia – Cormacarena] y las comunidades, en 2021 sembraremos 3.000 árboles, junto con actividades de geolocalización y monitoreo, incluyendo las 4.480 siembras realizadas en años anteriores, y su correspondiente marcación.